Inditex rompe con dos proveedores en Bangladesh tras incendio en una fábrica

Nueva Delhi, 28 ene (EFE).- Inditex ha roto relaciones con dos proveedores tras la aparición de etiquetas de sus marcas de ropa Bershka y Lefties en una fábrica de Bangladesh propiedad de terceros donde este sábado se produjo un incendio mortal y cuyos trabajadores exigieron hoy la detención de los dueños.

El grupo español, líder mundial en el sector textil, ha asegurado que la fábrica de Dacca Smart Exports Garments, donde ocurrió el siniestro que acabó con la vida de siete empleadas locales e hirió a cinco, no estaba autorizada para producir por la compañía.




Pablo Isla, Presidente y Consejero Delegado de Inditex. Foto: inditex.com

Un portavoz de Inditex en España confirmó a Efe telefónicamente que el grupo ha suspendido relaciones con el proveedor español Wonnover Bangladesh y su subcontratista Centex, que "al parecer habían desviado los pedidos de las prendas" a la mencionada fábrica.

"Inditex no tenía relación con (Smart Exports Garments). Se está investigando la situación (a través de) un equipo local y uno español que se ha desplazado allí", explicó el portavoz.

Los propietarios de la fábrica -cinco según fuentes del sector consultadas por Efe- están en paradero desconocido desde que sucedió el incendio, cuya causa no ha sido determinada.

Según el rotativo local The Daily Star, la unidad de producción textil, que también realizaba prendas para otras compañías extranjeras, en especial chaquetas y pantalones, tenía 930 metros cuadrados y estaba ubicada en la planta superior de un edificio de dos pisos situado en el barrio capitalino de Mohammadpur.



El pasado 21 de noviembre, un incendio enuna fábrica textil costó la vida de 111 trabajadores. Foto AFP.

En declaraciones a este diario, la dueña del edificio, Nasima Khanam, ha admitido que no tenía licencia de la Autoridad de Desarrollo Municipal para la construcción del inmueble.

Khanam dijo, además, que los propietarios de la fábrica -sus arrendatarios- nunca le comunicaron que trabajaban para el "extranjero".

Según un vigilante citado por The Daily Star identificado como Abdul Kader, la construcción del edificio comenzó en 2011 y la fábrica inició su producción en enero del año pasado.

Sin embargo, Smart Export Garments no estaba registrada en la Asociación de Manufactureros y Exportadores de Artículos de Punto de Bangladesh, de acuerdo con fuentes de la jefatura de esta organización.

Centex, subcontrata de Inditex, forma parte del conglomerado bangladeshí Orient Group, el cual en su página web reconoce que trabaja para una treintena de empresas de EEUU, Europa, Australia o Brasil, entre las que figuran las españolas Bershka, Zara y Sfera.

Orient Group no precisa desde cuándo mantiene esa relación con Inditex aunque asegura ofrecer a sus empleados "seguro, asistencia médica, apoyo financiero" y otra serie de ayudas.

Reporteros bangladeshíes que han visitado la fábrica han denunciado que esta carecía de "equipos antiincendios" y de "señalizaciones de salidas de emergencia".

En torno a medio millar de trabajadores del textil y activistas convocados por distintos sindicatos se manifestaron hoy en Dacca para exigir a las autoridades que arresten a los propietarios de la factoría y más ayudas para las víctimas.

Amirul Haq Amin, presidente de una de las organizaciones convocantes, la Federación Nacional de Trabajadores del Textil, criticó en declaraciones a Efe que "es responsabilidad de las multinacionales asegurarse de qué fábricas producen productos".

"No estamos seguros de si (Inditex) lo sabía o no pero es su responsabilidad saberlo", dijo Amin.

El siniestro del pasado fin de semana llega solo dos meses después de que a finales de noviembre más de 120 personas murieran en un siniestro similar en otra fábrica textil, Tazreen Fashion, donde se producía ropa par empresas como la estadounidense Wal-mart.

© EFE 2014. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.