Elie Saab, Gaultier y On aura tout vu: sofisticación y exotismo en París

París - El modisto libanés Elie Saab propuso una nueva oda a la naturaleza de los brocados y la pedrería con su colección primavera-verano.

Sus exquisitos diseños abarcaron desde el blanco roto hasta el rojo pasión, pasando por el crema, el champán, el añil, el azul pálido y el negro.



Défilé Jean Paul Gaultier. Photo : Pixelformula.

Finos cinturones envolvieron las cinturas de largos vestidos delicadamente bordados con flores que, en ocasiones, adquirieron relieve imprimiendo personalidad a los diseños.

Saab consigue encontrar la medida adecuada para que sus creaciones no resulten excesivas, pero sí resalten el minucioso trabajo de los talleres.

Las mangas se ajustaron al brazo hasta la muñeca o, por el contrario, desaparecieron dejando paso a escotes palabra de honor o a capas de diferentes alturas.

Las faldas tubo hasta la rodilla compartieron pasarela con largos vuelos con cola y vestidos Grace.

La algarabía de las flores encontró su contrapunto en las líneas estructuradas de un vestido en un testimonial celeste, mientras las transparencias se coordinaron con los bordados para sugerir sin mostrar.




Desfile Elie Saab. Foto : Pixelformula.

La novia de Elie Saab fue una de las más vistosas de esta Semana de la Alta Costura, por su espectacular volumen, su velo a dos alturas y sus inmejorables brocados.

Jean Paul Gaultier llevó su creatividad a la India para progresar en sus corsés, sus metalizados y dar rienda suelta a la paleta de color.

La tipografía de la invitación ya preconizaba la tendencia oriental de esta colección primavera-verano 2013 del modisto francés que ha destacado por los diseños en rayas bicolor, las chaquetas tipo gabardina y las transparencias de los bombachos.

Las faldas "gipsy" en "patchwork" con volantes, los cinturones anchos, los pantalones de cintura alta o los zapatos que no daban soporte a toda la planta del pie proporcionaron toques étnicos, retro y futuristas como muestra de la complejidad de la colección.

El oro, plata y cobre compartieron escenario con el mostaza, salmón, canela, chocolate, frambuesa, turquesa o zafiro.

Un bolero con flecos y una camisa-capa sobresalieron en un espectáculo que, como acostumbra Gaultier, deparó sorpresas: en esta ocasión, cuatro niñas indias, vestidas cada una de un color, salieron de debajo del voluminoso vestido de novia.




Desfile On aura tout vu. Foto : Pixelformula.

Livia Stoianova y Yassen Samouilov crearon una colección de alta costura para On aura tout vu de descriptivo título, "Cosmic Beetle" (Escarabajo cósmico), que recopiló las cualidades de este insecto para aplicarlas a las prendas.

Los diseños fueron iridiscentes, en muselina, satén y organza, y preferentemente cortos.

Un impermeable transparente recubrió un "body" en diferentes tonalidades, mientras las hombreras se desarrollaron en forma de pico o redondeadas para evocar el cuerpo de esta criatura de fuerte componente simbólica.

Los bordados en "shorts" y mono, los cristales Swarovski y las pieles aportaron sofisticación a unos diseños que, en ocasiones, albergaron estampados y apliques en forma de escarabajo.

El verde lima, el celeste, el rosa palo y el burdeos fueron algunos de los colores que destacaron.

Los vestidos de cóctel fueron protagonistas, los largos fueron con apertura lateral y los pantalones, pitillo.

Franck Sorbier presentó una artística colección que incluyó trajes de chaqueta estampada y pantalón negro, mientras que Didit viajó a Oriente con coloridos "prints" en contraposición a vestidos blancos.

© EFE 2014. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.